traductor

lunes, 21 de marzo de 2011

¡Cuidado, marciano suelto!

 
Es un bizcocho de natas hecho con tres masas diferentes: de vainilla, con chocolate y con té verde.
El bizcocho de natas sustituye parte de la grasa del huevo (solo lleva uno) por la grasa de la nata y el resultado es un bizcocho muy suave y esponjoso. Después de sacarlo del horno y ya frío, lo hemos empaquetado con dos papeles (marrón y blanco) de horno, el blanco con un dibujo hecho a partir de un sello tallado en patata y después transferido con pintura.

Bizcocho de nata con marciano dentro

Bizcocho de chocolate:
90 gr de mantequilla
1 huevo
150 gr de azúcar
125 dl de nata espesa
150 gr de harina
2 cucharadas soperas de cacao en polvo
1 cucharadita colmada de levadura

Mezclar todos los ingredientes hasta conseguir una masa homogénea. Echar esta masa en un molde untado con mantequilla y que se haya enharinado. Cocer en el horno a 180º hasta que al pinchar una aguja ésta salga limpia. Enfriar el bizcocho antes de desmoldar.

Bizcocho de té matcha: (Lo he hecho doblando las cantidades de la receta base)
180 gr de mantequilla
2 huevos
300 gr de azúcar
300 dl de nata espesa
300 gr de harina
te matcha, añade hasta conseguir un tono intenso de verde
2 cucharaditas colmada de levadura

La forma de realizar es igual que en la receta del bizcocho de chocolate.

Bizcocho de vainilla:
90 gr de mantequilla
1 huevo
150 gr de azúcar
125 dl de nata espesa
150 gr de harina
una pizca de vainilla
2 cucharadas soperas de cacao en polvo
1 cucharadita colmada de levadura

La forma de realizar es igual que en la receta del bizcocho de chocolate.

Realización del bizcocho:
  1. Primero he hecho el bizcocho de chocolate en un molde de plum-cake
  2. Una vez frío he cortado dos tiras longitudinales y les he dado forma circular (dos tubos alargados)
  3. He realizado la masa de te matcha.
  4. He dispuesto la mitad de la masa en el molde, después los dos tubos de chocolate (los ojos) y he terminado rellanando con el resto de la masa. He cocido este segundo pastel.
  5. Una vez frío y desmoldado, con un cuchillo le he ido dando forma circular, las antenas son los restos de los laterales.
  6. He realizado la masa de vainilla
  7. He dispuesto una poquita en la parte inferior del molde, después he colocado el marciano con sus antenas (son trozos que van aparte) y he ido añadiendo más masa de bizcocho de vainilla.
  8. He cocido el último pastel y ... ya está.
Tapando las formas alargadas que serán los ojos

Lo cierto que no es un pastel como para hacer un día con prisas, hay que esperar a que los previos estén cocidos y enfriados, y además darles forma...¡pero a los niños les hace tanta ilusión encontrarse una figurita verde!
Los restos de bizcocho siempre podrás guardarlos en el congelador para otra receta.
La inspiración vino de aquí, unos deliciosos cupcakes con sorpresa dentro del blog Whole kitchen.


A la izquierda la patata tallada y con pintura para estampar


10 comentarios:

accidente dijo...

insuperable! Pnesé que tus galletas de mono eran lo más pero esto....esto...qué arte tienes!

Laura Homemade dijo...

Que paquetes más bonitos!!! Esta propuesta tuya me encanta!!! Nunca he probado de hacer formas con las masas(asignatura pendiente). Tengo que ponerme, pero seguro que primero pruebo con un marmoleado.
Dónde consigues el té de macha?
Laura (Cocina Homemade)

Karmen dijo...

jajaja ¡qué chulada!

Ariadna dijo...

Feliz primer día de primavera!!!!!!!!!!!

Me encanta!!!!!!! voy a ser valiente y lo voy a intentar......... tachaaaaaaan, ya te contaré.
Te superas cada día.....felicidades.

Besitos

antonia dijo...

¡qué ganas me han entrado de probarlo!!
besos

Anónimo dijo...

Ignacio Navarro:

todo esto me lo apunto para cuando vaya a Gorliz!! jajajja
Cuidaros!

Itsaso dijo...

Jo, no pensé que el marciano había dado tanto trabajo!! Qué barbaridad, necesitas horas y horas para hacerlo. Y todavía os queda tiempo para hacer paquetitos con un sello de patata (no sabía que se podían hacer así los sellos, son estupendísimos). Todo el bizcocho es estupendísimo!!!

Marta.! dijo...

Madre mía! Cada día me sorprendes más! IMPRESIONANTE! no me gusta el té matcha, pero queda muy graciosa la cara del marciano jejeje. Besos!

Gourmenderies dijo...

NUNCA ANTES HABIA VISTO NADA IGUAL!!! Superoriginal, divertido, rico, alegre, ... a estas horas me faltan adjetivos señorita!
Quien pudiera pillar tu cuaderno de ideas!!!
Me encantaria tener más tiempo para leerme todos tus post, uno y otra vez.

Como no encuentro tu mail, te respondo aqui tu consulta:
Realmente se tardan para la elaboración muy pocos minutos, pero debes tener en cuenta el tiempo de reposo y levado, y añadir el de cocción y enfríamento de la masa una vez ha salido del horno. Debes tener en cuenta que si lo quieres de merienda debes empezar a prepararlo a la hora de la comida. Y si lo quieres para desayunar tienes dos opciones: o madrugar muchísimo o después de cenar hasta el punto 9. Entonces tapar la masa con un trapo de algodon toda la noche resguardado de corrientes de aire. Por la mañana te levantas y lo horneas.
Debo avisaros que de un dia para el otro cambia mucho la textura del pan, se seca pero de una manera diferente de como lo hacen las barras de pan que comemos. De este pain de brioche podremos comer cada dia unas ricas tostadas para desayunar, y ya para finales de semana (si consigue llegar) un fantastico pudding!

Con todo mi cariño,
Mglòria de Gourmenderies

Para muestra un botón dijo...

Genial! que original!!!